Arte

El Pop Art inunda el Museo Thyssen

By  |  0 Comments

@jorgewearsPrada

Hasta el próximo 14 de septiembre, el Museo Thyssen-Bornemisza acoge una muestra que sin duda refrescará el caluroso verano madrileño. Mitos del pop supone un reencuentro con el pop art tras 20 años de ausencia en la ciudad.

Desde su aparición allá por la década de los sesenta, el pop art ha sido el movimiento artístico más liberador de toda la historia del arte, tanto por su preferencia por las nuevas tecnologías, la sociedad de consumo y su rechazo a las vanguardias anteriores, como por su anhelo de acabar con la separación entre alta y baja cultura, algo que logró con éxito. En el pop art encontramos lo estético pero también lo antiestético, así como una novedosa interpretación de la imagen y los objetos cotidianos, los cuales pueden llegar a convertirse en una obra de arte sin importar cual sea su verdadera función.

Detalles de pinturas renacentistas: Sandro Botticelli, Nacimiento de Venus, 1484 (Andy Warhol, 1984)

Detalles de pinturas renacentistas: Sandro Botticelli, Nacimiento de Venus, 1484 (Andy Warhol, 1984)

Además, en el pop art descubrimos una preferencia por el pasado, manifestado en el uso de nuevos medios artísticos basados en la televisión, la publicidad o el cómic, aunque también en la interpretación de cuadros de los maestros antiguos mediante homenajes o parodias. De este modo, no es de extrañar la numerosa presencia de anuncios, marcas, famosos (actores, políticos y otros personajes públicos) y obras de arte conocidas en el pop art.

Mitos del pop anua las obras pioneras de los primeros artistas pop británicos y americanos así como las derivaciones que este movimiento tuvo en otros países como Francia, Italia o España, quedando bien claro que la mayoría de los artistas pop compartieron los mismos temas, las mismas preocupaciones y, sobre todo, un mismo afán de ruptura con todo lo anterior, llegándose a crear una especie de pensamiento filosófico en torno a este movimiento, considerado la última vanguardia artística.

En las salas del Museo Thyssen que componen la exposición nos topamos con un conjunto de obras muy variadas que son la perfecta muestra de cómo un arte logró elevar a lo más alto aquello por lo que nadie antes había apostado. A través de ocho secciones se realiza un viaje a la esencia del pop art, a sus fuentes y a sus pretensiones más profundas.

Just what is it that made yesterday's homes so different, so appealing? (Richard Hamilton, 1956)

Just what is it that made yesterday’s homes so different, so appealing? (Richard Hamilton, 1956)

1. Collage, publicidad y cómic

El collage fue heredado del cubismo y el dadaísmo, aunque tanto Richard Hamilton como Eduardo Paolozzi le otorgan elementos alegóricos y subversivos, lo que resulta esencial en el nacimiento de esta nueva tendencia artística. Fue el mismo Richard Hamilton quien introdujo, junto con Peter Blake, las tiras de cómic en el arte, aunque no fue hasta la llegada de Andy Warhol y Roy Lichtenstein cuando pasaron a convertirse en obras de gran formato.

2.Emblemas

El desarrollo de los medios de comunicación hizo que la sociedad se viera rodeada de eslóganes y marcas de productos de consumo a todas horas y en cualquier lugar. Los artistas pop (Jasper Johns, Robert Indiana, Blake o Warhol -que estará presente en casi todos los aspectos del pop art-) se adueñaron de objetos cotidianos y reconocibles por todo el mundo y los elevaron a arte mediante su continua reproducción en diferentes soportes artísticos.

Colour her gone (Pauline Boty, 1962)

Colour her gone (Pauline Boty, 1962)

3. Mitos

Actores y actrices de la época dorada de Hollywood no sólo eran los ídolos del público, sino también fuente de inspiración directa para los artistas pop, que no dudaron en retratar a las estrellas hasta la saciedad, llegando incluso a convertirlas en objetos de veneración. Así, Marilyn Monroe, James Dean, Liz Taylor o Marlon Brandon protagonizan infinidad de obras de arte.

4. Retratos

Como era de esperar, ningún género se libró de la influencia pop, y el retrato mucho menos. Los artistas dejaron a un lado la realidad y el sujeto retratado deja de tener importancia. Fue Warhol quien marcó un punto de inflexión a partir del cual el modelo de la obra desaparece y se transforma en una imagen virtual, mientras que Allen Jones o David Hockney juegan con los reflejos y la inmediatez de las fotos polaroid.

5. Paisajes, interiores y naturalezas muertas

El pop art recuperó estos géneros tradicionales dotándoles de un nuevo sentido al introducir en ellos elementos urbanos y comerciales, pues en la nueva sociedad de consumo los objetos están presentes en todas partes y sirven como un nuevo código comunicativo de significado arbitrario.

Naturaleza muerta nº3 (Tom Wesselmann, 1963)

Naturaleza muerta nº3 (Tom Wesselmann, 1963)

6. Erotismo urbano

La nueva libertad sexual que trajo consigo el cambio de normas sociales a mediados del siglo XX propició que la sensualidad y el erotismo inundaran de una manera seductora y atractiva los medios de comunicación. Tom Wesselmann es quizás el artista más representativo de este aspecto del pop art, con una obra en la que el desnudo femenino se reinterpreta y se vuelve una alegoría de la mujer como símbolo sexual.

7. Pintura de historia

Grandes figuras históricas como Mao, Jackie Kennedy o el papa Pablo VI, así como acontecimientos tanto pasados como de la época formaron parte del imaginario pop, pues los autores reinterpretaron la historia a través de los nuevos medios artísticos.

8. Arte sobre arte

El hecho de basar un arte entero sobre imágenes preexistentes dio lugar a la interpretación de obras ya creadas con la intención de reflexionar sobre las mismas o para dar pie a la denuncia política mediante la ironía y la crítica.

La salita (Equipo Crónica, 1970)

La salita (Equipo Crónica, 1970)

Más información:Mitos del Pop – Museo Thyssen-Bornemisza

Comentarios

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>