Sin categoría

El Museo Arqueológico Nacional reabre sus puertas

By  |  0 Comments

@jorgewearsPrada

Tras seis años de obras y una remodelación de pies a cabeza, el Museo Arqueológico Nacional (MAN) ha abierto de nuevo sus puertas al público, y lo ha hecho con el objetivo de situarse entre las grandes instituciones europeas de cultura.

El número 13 de Calle Serrado de Madrid permite adentrarnos de lleno en un ámbito del arte y de la historia que no suele verse en los grandes museos. Desde la Prehistoria hasta la Edad Moderna, pasando entre otros por Grecia y la Edad Media, descubrimos en las salas del museo nuestros orígenes desde los primeros pasos de los homínidos hasta el triunfo de la razón allá por el siglo XVIII.

En las vitrinas del Museo Arqueológico podemos observar los utensilios de los primeros pobladores de la península, las primeras manifestaciones artísticas y religiosas y enterramientos, pero sobre todo la evolución que se produjo en las diferentes etapas, el perfeccionamiento de la técnica tanto a nivel doméstico como artístico. No existiría la Dama de Elche o cualquier representación religiosa posterior si los primeros humanos que se instalaron en nuestro país no se hubieran tomado la molestia de tallar en paredes o rocas de gran tamaño escenas de caza y culto primitivo.

Tesoro de Guarrazar (siglo VII) Detalle

Tesoro de Guarrazar (siglo VII) Detalle

La remodelación del museo ha permitido no sólo organizar de manera precisa y cronológica todas las piezas expuestas, también ha ampliado el espacio de exposición, usando el patio central como una sala más, en donde podemos observar toda una muestra de las diferentes culturas que dejaron su huella en la península.

En el nuevo Museo Arqueológico encontramos piezas prehistóricas, egipcias y grecorromanas. Pero también visigodas e islámicas que dan paso a una selección de las mejores obras de arte del Medievo para finalizar con el detallismo y refinamiento (aunque la obra anterior también cumple estas características) de la Edad Moderna, en la que la influencia francesa está a simple vista.

Y aunque el museo esté dedicado a la arqueología patria, también ha quedado espacio para dar a conocer todo el legado griego y egipcio que con el paso de los años se ha ido acopiando, de tal manera que la última planta del museo está íntegramente reservada a estos dos artes. De este modo queda reafirmado, una vez más, que en ambas culturas se encuentra el germen de todas las que las han sucedido.

Para terminar la visita no hay que dejar de ver el espacio que las autoridades del museo han dedicado a la numismática y medallística: un recorrido desde el siglo VI a.C. hasta el XXI a través de la evolución de la moneda y la concepción del dinero. Además las piezas que incluye son también importantes documentos históricos, que proporcionan información sobre la economía, la política, la ideología o las creencias religiosas de las sociedades y las culturas que las acuñaron.

Toros de Costix (siglos V-III a.C.)

Toros de Costix (siglos V-III a.C.)

Web: Museo Arqueológico Nacional

Comentarios

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>