Cine + TV + Teatro

Abel Arana: “Me fascina ese ansia que tiene la gente de convertirse en una ‘cyber celebrity’”

By  |  1 Comment

@IsaacUE

Intrépido, divertido, mordaz, hilarante, crítico, amigo y sin pelos en la lengua. Éstos serían muchos de los adjetivos que describirían al bloguero, escritor y comunicador Abel Arana.

Con más de un millón de visitas mensuales a su blog, “La columna de Abel Arana”, y sus múltiples seguidores en las redes sociales, Abel se ha convertido en uno de los chicos de moda que nadie puede dejar de seguir y leer, un must have en nuestra vida social interactiva.

Para empezar me gustaría que, con tus propias palabras, hicieras una mini biografía sobre ti. Presenta tú mismo a Abel Arana. 

Es muy complicado. Podríamos decir que soy comunicador en el más amplio espectro de la palabra. He pasado por redacciones de medios, estudios musicales de grabación, televisiones y con el tiempo, añadiendo mis novelas y el blog que escribo diariamente, podemos decir que he cubierto bastantes campos en el terreno de la comunicación, que siempre ha sido mi gran obsesión; contar historias, de la manera que sea pero contarlas. Y en ello sigo.

AranaColumnaOlestArts

Has estado en muchos y grandes medios, tienes uno de los blogs más populares del país, colaboras en distintas webs y eres todo un experto en redes sociales. ¿Cuándo empezó tu gusto por escribir y comentar todo cuanto sucede en el mundo con ese punto de vista irónico y sarcástico?

El blog ya ha pasado la barrera mágica del millón de visitas mensuales, lo cual es una cosa que me asusta y me maravilla al mismo tiempo. Y de ahí, del blog, es de donde han salido las distintas colaboraciones. ¿Y cuándo empezó todo esto? Pues desde bien pequeño, cuando mi madre se dio cuenta de mi afán por escribir y me presentaba a concursos de redacción. Incluso gané alguno [risas], pero nada importante. Yo creo que con esto se nace. Es instintivo y todo ha ido saliendo de una forma muy orgánica y natural. Desde que me levanto por la mañana necesito comunicar… Tengo un despertar estupendo… Muy raro es que me levante con la cara rara, y ahí ya, con el primer café de la mañana me pongo a contar cosas en redes.

Seguro que recuerdas, de una manera especial los inicios, pero seguro que no puedes olvidar… ¿Cuál fue tu primera creación?

No hay un momento particular en el tiempo que marque un inicio propiamente dicho. Quizá el día en que me nombraron Redactor Jefe de Shangay Express fue el primer momento en que comprendí que quizá, solo quizá, podría ganarme la vida haciendo lo que me gustaba: escribir. Por eso no puedo recordar exactamente una primera creación. Como te he dicho antes, uno nace con ese afán irresistible de contar historias, así que probablemente, mi primer balbuceo fue mi primera creación [risas].

Las redes sociales han revolucionado nuestro país de una manera inimaginable hace unos años. Para ti, son tu vida profesional pero… Si no trabajases con esta herramienta día a día y fueras un “follower” más… ¿Cómo se tomaría Abel la vida? ¿A quién seguirías imprescindiblemente? 

Mucha gente se extraña cuando lo cuento pero si no trabajase en esto, probablemente no tendría una página en Facebook. Me fascina ese ansia que tiene la gente de “coleccionar amigos” o de convertirse en una “cyber celebrity”. Yo a mis amigos o los tengo cerca o a un toque de teléfono o de Skype. Por eso no me ha hecho falta nunca un muro donde poner las fotos de mis vacaciones o anunciar a bombo y platillo un cambio de estado civil para miles de personas. Soy extremadamente pudoroso con mi vida privada e intento que sea eso, privada. Y no tengo afán en coleccionar amigos. Tengo los que tengo y desde hace muchos años. Quizá sí tendría Twitter y probablemente seguiría a los principales medios de comunicación mundiales y a personas anónimas con talento, que hay miles.

Has demostrado siempre que no tienes pelos en la lengua… ¿Alguna vez te dejas algo en el tintero sin escribir? ¿Cuál es ese secreto que no puedes contar? 

Claro que me he dejado cosas por escribir. Una de las faenas (por llamarlo de alguna manera) del crecimiento brutal del blog es que me veo obligado a escribir para un grandísimo número de gente y hay que tener mucho cuidado para no herir a nadie. Digamos que lo que escribo ahora es un poco menos comprometido y más “mainstream” e intento no meterme en algunos jardines, aunque a veces me sigue ocurriendo. De todas formas, tampoco es necesario escribir absolutamente todo lo que se nos pase por la cabeza. ¿Y los secretos? Claro que los hay, pero tienen que seguir quedándose ahí, que por algo son secretos.

AranaOlestArts02

“La columna de Abel Arana” fue creada y concebida con… ¿qué finalidad? ¿Pensaste que llegarías a tener tanta repercusión y peso en la gente? Los blogs, tan de moda ahora ¿tienen más que decir que muchos medios de comunicación?

Soy absolutamente inconsciente y jamás en mi vida he comenzado un proyecto con una visión a largo plazo. Me muevo por impulsos y por instinto y cuando hago algo es o porque creo en ello o porque me lo pide el cuerpo. La repercusión de mi blog es una de las grandes alegrías que me ha dado la vida. Poder llegar a tanta gente… A veces me da hasta vértigo. Pero nadie se imagina lo agradecido que estoy a las decenas de miles de personas que se conectan conmigo cada día para que pasemos un rato juntos. Y por supuesto que los blogs somos una herramienta fundamental de la comunicación. La mayoría seguimos siendo absolutamente independientes y por tanto todo lo que escribimos nos representa a nosotros. No estamos al servicio de ninguna corporación empresarial, ni del gobierno, ni de ningún partido político. Somos la nueva prensa independiente, con todo lo que eso conlleva.

El mundo de las redes sociales es peligroso, pueden incluso acabar con grandes estrellas y su reputación, o hacer que programas de televisión se vayan a la basura. Tú, que participaste en la desengrasada “Noria” de Telecinco, ¿crees que hay que tener mucho más cuidado con lo que se comenta en 140 caracteres?

En mi caso, sí que hay que tener cuidado, pero por sentido común. Entre Facebook y Twitter tengo unos 50.000 seguidores y eso supone un abanico amplísimo de personalidades, alegrías, tristezas e historias personales. Y yo intento tenerles contentos a todos. A veces cuesta una barbaridad. Antes me gustaba mucho escribir sobre política, pero cada vez lo hago menos porque las reacciones suelen ser desaforadas. No puedo ya ni contar las veces que me han llamado “rojo” o “facha” según lo que escribiera. En estos momentos la sociedad está absolutamente crispada y los nervios saltan por cualquier cosa. Así que, de momento, precaución.

CrónicasAranaOlestArts“Historias de Chueca” (partes 1, 2, y 3) y “Crónicas de un soltero” son tus cuatro criaturas en forma de libro. ¿Habrá más? ¿Sobre qué escribirías si pudieras?

¡Claro que habrá más! De hecho estoy empezando a trabajar en lo que será mi quinta novela y espero tenerla lista para Navidad del 2014. Y me está costando. Estoy escribiendo una comedia absolutamente enloquecida sobre mujeres que, digámoslo así, no se llevan demasiado bien entre ellas y tienen una profesión “peculiar” (risas). Además, les da igual que el mundo se les derrumbe alrededor, ellas están demasiado ocupadas intentando asesinarse la una a la otra. Me lo estoy pasando realmente bien escribiéndola, aunque el universo femenino es complicado de plasmar sin caer en estereotipos absurdos como los de “Sexo en Nueva York” o “Mujeres desesperadas”. Las mujeres de mi libro son muy de raza, muy reales y muy brutas. Ellas sufren por la ambición, por el éxito y por pisarle la cabeza a la que tienen al lado. Pero nunca sufrirían por unos “Manolos”, por el amor de Dios. Me quedaré afónico diciendo que Carrie Bradshaw es el personaje que más ha humillado al universo femenino en años.

Has trabajado en varios medios… ¿Con cuál te quedas de todos? ¿Qué proyecto te gustaría llevar a cabo? ¿Qué programa inventarías para esta televisión nuestra de ahora?

Probablemente, cuando esta entrevista se publique habré firmado mi nuevo proyecto con una de las productoras de televisión más grandes de Europa, pero de momento, no puedo decir ni mú. Solo puedo decir que es algo muy nuevo, que nunca se ha hecho en España y que supone la perfecta simbiosis entre la televisión y las redes sociales. Y lo sorprendente es que no, no voy a presentar un programa de redes sociales. Hemos mirado más allá…

AranaIzakConfesemos a nuestros lectores que nos conocimos en 2010 a raíz de ser el guionista de la gala de TVE para elegir a nuestro candidato para el Festival de Eurovisión que ese año se celebraba en Oslo (Noruega). Muchas son las veces que hemos debatido sobre el Festival… ¿Qué te parece Eurovisión? ¿Crees que TVE nos lleva por el buen camino? ¿Quién sería tu artista ideal para representar a nuestro país?

Eurovisión es una verdadera maravilla, por muy caduco que me resulte el concepto. Eurovisión es lo más vintage del mundo y en mi casa, un acontecimiento. Es el colmo del travestismo musical. Parece que no importa ni el tiempo ni las nuevas corrientes musicales. El tiempo se ha detenido para Eurovisión y eso me parece alucinantemente bueno. De hecho, el concepto de “canción festivalera”, que es un género en sí, se ha creado gracias a Eurovisión. ¿Y nosotros? Pues básicamente haciendo el ridículo y por razones que desconozco. ¿El sueño de Morfeo? Por el amor de Dios, no podemos dar más lástima, eso, o que nos hemos propuesto dar risa, porque es incomprensible. ¿Mi artista ideal? No existe artista ideal para Eurovisión. Mandar a Mónica Naranjo o Marta Sánchez no sería garantía de éxito. Mira el hostión de Bonnie Tyler el año pasado. Un gran nombre ya no garantiza nada. Lo que hace falta es una canción perfecta y una grandísima voz. Pastora Soler o Loreen son el ejemplo perfecto de lo que necesita Eurovisión.

Para terminar, algo más íntimo y personal. 

Un color.

Azul marino.

Un sentimiento.

La gratitud y la humildad.

Una palabra.

Esperanza.

Un lugar.

Bilbao.

Una bebida.

Agua.

Un tuit.

Todos, del primero al último.

Un follower.

Absolutamente todos, os necesito.

Un programa de televisión.

“Revenge”, ¡enganchadísimo!

Una película. 

“Love actually”.

Y un sueño. 

Seguir contando historias, si no esto no tendría sentido.

Más información: La columna de Abel Arana
Fotografías: Juan Pablo Santamaría, Izak Amanzio.

Comentarios

1 Comment

  1. Josu

    26/10/2013 at 18:10

    BRAVO. Soy uno de sus incndicionales. Gracias por la entrevista y darle las gracias a Abel Arana por hacernos reír todos los días. No conocía vuestra web y me ha encantado

Leave a Reply

Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>