Arte

¿Una imagen más que mil palabras?

By  |  0 Comments

En nuestra sociedad contemporánea, totalmente mediatizada, la imagen es el medio más eficaz para transmitir determinados mensajes, no obstante esta situación es el resultado de toda una tradición histórica.

Tanto las distintas confesiones religiosas[1], como los sistemas políticos -necesaria atención merecen los regímenes autoritarios-, o el actual imperio del capital, eje de la economía global, han logrado transmitir con acierto sus doctrinas ideológicas, empleando discursos apoyados en el control de la imagen.

Es incuestionable el poder de la imagen sobre la palabra, de lo sugerido sobre lo explícito, del significado sobre su signo. Un haz de relaciones que desde que en Altamira un equino con cinco patas anunciara el galope de un caballo a la carrera, ha subrayado el poder comunicador de la imagen representada.  Teruel (2008:14)

Yovani03Más dramático será Franco Ferraroti (2002:27) identificando la influencia de la imagen sobre el ser humano como producto del avance de los mass media, “todo un arsenal de imágenes y ruidos variadamente organizados que nos siguen, […] y parece inútil, más que difícil, escapar a ellos”. No obstante, a pesar de la primacía de la imagen, deberemos remarcar como ejes fundamentales de la construcción del mensaje la perfecta conjunción entre el lenguaje verbal y la imagen visual. Partiendo de esta base podremos abordar la Ilustración, que lejos de constituirse como imagen independiente, estará ligada a su  función comunicativa.

Muchos son los interrogantes a la hora de clasificar y distinguir entre una imagen común y una ilustración. Los límites aparentes no son demasiado nítidos, aunque se observa que una ilustración conllevará siempre una íntima relación, como soporte gráfico del texto al que hace referencia, mientras que una simple imagen no tendrá porqué verse sometida a dichos requerimientos, salvo la libertad del creador.

En la medida en que se extendió la utilización de la ilustración, como complemento de textos, libros y publicaciones su consideración aumentó, llegando a afirmarse a principios del s. XX, que si no había una imagen que acompañase a un texto nunca podría haber una comprensión íntegra de su significado[2]. Aunque por el contrario nos encontraremos con el humor gráfico donde la imagen interpretará la palabra de una forma persuasiva.

Durante el último cuarto del siglo XX, la tecnología electrónica e informática  avanzó a un ritmo vertiginoso. La ilustración se vio afectada de forma trascendental por el hardware y elsoftware de la informática digital y el crecimiento insólito de Internet.

Yovani02

Hoy día el diseño asistido por ordenador y su utilización masiva, es patente en todos los ámbitos, aunque ello no ha impedido que diversos artistas sigan recurriendo a los resultados que proporcionan los medios más tradicionales. En muchos casos los procedimientos más antiguos se someterán a una hibridación con las tecnologías más novedosas, en otras ocasiones será la técnica tradicional el procedimiento exclusivo para una Ilustración Contemporánea Estos cambios en los flujos de trabajo a la hora de llevar a cabo la Ilustración, reflejos de una Sociedad Contemporánea acelerada, necesitarán de un estudio constante y profundo, que nos  llevará a comprender no sólo el ámbito propio sino el de otras áreas de conocimiento, por el marcado carácter transversal de las disciplinas artísticas.

NOTAS

[1] Así lo recoge el Concilio de Constantinopla (896): “Lo que la Biblia nos dice mediante la palabra, el icono lo anuncia mediante el color y nos lo hace presente”. Westheim, P. (2006 :94)

[2] Información extraída del libro ¿qué son las imágenes? de Jorge Santiago Barnés ver bibliografía en alusión al artículo de Abreu Sojo, C “La imagen periodística no fotográfica: Periodismo iconográfico III”.

BIBLIOGRAFÍA

  • http://dialnet.unirioja.es/servlet/articulo?codigo=968589 [Consulta: 1 de octubre de 2013]
  • MOLINER, M. (2008): Diccionario de uso del español. Gredos, Madrid.
  • PLA VIVAS, V. (2010): La ilustración gráfica del siglo XIX. Funciones y Disfunciones. Universitat de València, Valencia.
  • TERUEL, A. (2008): Por no llorar: cinco años de periodismo gráfico/ Antonio Teruel. Editorial UPV, Valencia.
  • WESTHEIM, P. (2006): Arte, Religión y Sociedad. Fondo de Cultura Económica, México.

Comentarios

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>